Pacto entre padres e hijos para un verano feliz

Una idea para empezar bien el verano es comentar con el cónyuge qué se espera de los hijos en cuanto a orden, disciplina y compromiso, de manera que se aproveche el tiempo y se siga creando un hogar agradable para estar. Esas inquietudes se pueden plasmar por escrito a modo de pacto educativo y finalmente comentarlo con todos los hijos: con cada uno.

Comparto una propuesta que me sugiere un padre preocupado por la educación de sus hijos en el tiempo libre. Cada uno lo adaptará a sus circunstancias:

Principios de actuación para nuestro hogar

  1. Casa ordenada. “El orden es la paz de la razón”. Explicar por qué da gusto encontrar las cosas donde se esperan que estén (las camas hechas, el cortauñas, las gomillas del pelo, etc). Todos colaboran: todos aportan. Todos crean un gran hogar para vivir mejor.
  1. Autonomía: Los padres no debemos hacer lo que pueden hacer los hijos. Por ejemplo: tirar de la cisterna (lo hará el protagonista…); recoger las toallas en el baño una vez duchado (lo hará la protagonista.); etc; y además, cada uno su encargo. 
  1. Jerarquía en el amor: Primero Dios (viviendo la piedad en momentos concretos), luego los padres (ratos a solas, sobre todo después de cenar), después los hijos, y finalmente los familiares y amigos.
  1. Nada de TV por la mañana. Hay muchas cosas que se pueden hacer: mecanografía, pintar, dibujar, manualidades, enseñar a leer a un hermano pequeño, escribir un cuento, ayudar en casa, hacer alguna gestión en la calle, etc. 
  1. Lo intelectual es para todos los días:  Leer 30 minutos como mínimo tu libro de lectura, repasar problemas de Mates otros 30 minutos y estudiar Inglés otros 30 minutos. Mejor por las mañanas, después de levantarnos, lavarnos la cara,  desayunar y hacer la cama.
  1. Si quieres dirigirte a alguien, te levantas y le buscas. No se grita.
  1. No nos interrumpimos. Si papá o mamá hablan, eso es sagrado, y el otro justamente se enfadará con el hijo que no respete el turno del cónyuge.
  1. Cada uno tiene su parcela en la casa y es responsable de hacerlo en el momento previsto. 

Parcela del hogar de cada persona (poner actividades concretas y momento del día idóneo):

  • Mamá:  
  • Papá:  
  • Hijo mayor:
  • Hijo segundo:
  • ….

Libro de lectura de cada persona:

  • Mamá:  
  • Papá:  
  • Hijo mayor:
  • Hijo segundo:
  • ….

Premio (sueldo semanal) para cada hijo: X € los domingos. 

Penalizaciones: 10 céntimos cuando alguien no cumpla con lo que se espera de ella, a decisión de papá o mamá. 

Firmado:

¿Te animas a establecer con tu esposo/a un pacto educativo para este verano?